Huelva

De Huelvapedia
Saltar a: navegación, buscar
Comarca:
Metropolitana de Huelva
Población:
149.310 habitantes.
Altitud:
54 metros.
Superficie Física:
149 kms2.
Gentilicio:
Onubense, (vulgarmente) choquero/a


Descripción

Huelva es la capital de la homónima provincia de Huelva desde 1833, localizada en la confluencia de los ríos Tinto y Odiel, en la llamada tierra llana y perteneciente a la Cuenca del Guadiana.


Huelva. Andalucía es de cine

Geografía

Clima

Al estar situada en la franja costera onubense, el clima de la ciudad es de tipo mediterráneo con influencia atlántica. Su régimen de temperaturas es de tipo marítimo, con una media anual de 19,2 ºC lo que hace de esta ciudad una de las más cálidas de Europa y recibiendo 2.972 h de sol anuales. El mes más caluroso es Julio, todos los años se superan los 40 ºC en varias ocasiones. El mes más frío es Enero, las mínimas rondan los 6ºC y las máximas los 16ºC

Comunicaciones

Ferrocarril Desde la Estación de trenes (conocida como Estación de Sevilla) el recorrido Huelva-Sevilla se compone de tres trenes diarios mientras que se prevé mejoras en la línea actual para potenciar la red de trenes regionales Huelva-Zafra así como Huelva-Ayamonte como eje articulador del conjunto de la costa occidental de la provincia Huelva.

Aeropuerto Existe el proyecto de creación de un aeropuerto público o privado para la provincia. Actualmente los aeropuertos más cercanos son:

  • [[sevillapedia:Aeropuerto de Sevilla|Aeropuerto de Sevilla], a 113 km web
  • Aeropuerto de Faro, (Portugal), a 114 km Web

Transporte urbano Nueve son las líneas de la empresa municipal de autobuses, EMTUSA:

  • Linea 1. Zafra - Colonias - Diego Sayago
  • Linea 2. Zafra - Diego Sayago - Colonias
  • Linea 3. Plaza Las Monjas - Higueral - Universidad
  • Linea 4. Plaza Las Monjas - Hospital - Universidad
  • Linea 5. Zafra - Isla Chica - Universidad - Orden - Colonias
  • Linea 6. Zafra - Conquero - Orden Alta
  • Linea 7. Plaza Las Monjas - Santa Marta - Orden Baja
  • Linea 8. Zafra - Barriada del Carmen - Orden - Universidad - Isla Chica
  • Linea 9. Zafra - Isla Chica - Nuevo Parque

Carreteras

Huelva capital está directamente comunicada con la capital de la Comunidad Autónoma , a 90 km y con Portugal 45 km, a través de la Autovía del Quinto Centenario A-49, o E01 y que se desdobla hacia la H-30 de circunvalación y la H-31 de entrada al núcleo urbano. Otras carreteras de entrada son la N-431 (hacia Ayamonte y Sevilla), la N-441 hacia Gibraleón y norte de la provincia o la A-492 hacia Punta Umbría. La ciudad dispone de una moderna y equipada estación de autobuses de donde parten todas las líneas que comunican Huelva con el resto de municipios de la provincia, así como con el resto de Andalucía, España y Portugal.

Demografía

Ver datos estadísticos de la población de Huelva

Economía

Ver Datos estadísticos de la economía de Huelva

Desde el s. XX la ciudad está ligada económicamente a la industria química, al sector terciario y al sector pesquero. Cuenta con un amplio polo industrial (industrias químicas, refinería de petróleo, metalurgia del cobre, celulosa y centrales térmicas) que, según unas opiniones ha favorecido el desarrollo económico de la ciudad y según otras es un ejemplo del deterioro medioambiental provocado por la concentración de esas mismas industrias. Por su situación atlántica -en el Golfo de Cádiz-, posee una importante flota pesquera.

Historia

Huelva. Puerta del Atlántico

Tartessos

La ciudad ha sido punto de encuentro de diferentes culturas y civilizaciones. En 2006, en la zona del Seminario, se encontraron restos datados entre el 3.000 y el 2.500 adC, muy anteriores a Tartessos. El hallazgo de dos depósitos cilíndricos con alrededor de unas 30 piezas de deidades prehistóricas, la mayor conocida hasta el momento, situarían en la capital onubense "el poblamiento continuado más antiguo de la Península Ibérica". Pese a todo, los historiadores coinciden en señalar el año 1000 adC como el de la fundación del núcleo urbano por parte de los fenicios con el nombre de Onoba ("Onos Baal", la fortaleza de Dios), situada a extramuros de un enclave tartésico.

Desde el mítico reino tartésico de Argantonio hasta el Imperio Romano, la colonización vandálica y visigoda o el asentamiento de culturas como la árabe dieron esplendor al sur peninsular y convirtieron la provincia de Huelva en un auténtico crisol en el que se funde lo que hoy es la realidad andaluza. Ha sido frecuente relacionar la onubense Isla de Saltés con la capital de Tartessos. Así lo hizo, en su Ora Marítima, el poeta romano Rufo Festo Avieno en el Siglo IV cuando podría referirse a ella como la "isla entre dos ríos". Anteriormente, Estrabón (III,5,5) hablaba de los viajes de los marineros fenicios a la zona desde el VIII adC. Lo cierto es que entre la leyenda y la referencia bíblica -el Tarschish de "El Libro de los Reyes"-, Tartessos contacta con el mundo griego a mediados del Siglo VII adC.

Tradiciones y mitos movieron a no pocos románticos a buscar en estas tierras, entre el Guadiana y el Guadalquivir, tesoros de valor incalculable que se atribuían a este pueblo asentado en la rica tierra de Tharsis o Tartessos. Queda claro en todo caso, y está contrastado arqueológicamente, que en estas tierras floreció una avanzada cultura gracias al contacto con el elemento indígena, dedicado al pastoreo y la agricultura, con otros orientales, fenicios, resultando de ello una relevante cultura metalúrgica y comercial en los albores del bronce final.


De Roma a los Reinos de Taifas. El condado de Niebla

Entre las poblaciones más importantes durante la dominación romana figuran Onuba (la actual Huelva) e Ilipla (hoy Niebla), puerto fluvial sobre la estratégica calzada romana que unía el Guadiana con el Guadalquivir de la que queda como resto más importante el puente, hoy en uso. Hay que destacar también la llamativa existencia de factorías de salazones a lo largo de la costa onubense, de la que es representativa la ciudad de Ayamonte (Ostium Fluminis Anae, en su denominación latina-romana).

Diluido el poder imperial, los visigodos, antiguos mercenarios de Roma, avanzan sobre la región, provocando un vacío de poder que los hispanorromanos intentaron evitar poniéndose en manos de Bizancio. Esto provocaría unas interminables luchas que se alargan durante todo el siglo VI.

A comienzos del siglo VIII el sur de la península es ocupado muy rápidamente por los árabes. Después de la capitulación de Sevilla, los visigodos se refugian en Niebla, desde la antigua Ilipla se organizan ataques con el objetivo de recuperar la ciudad hispalense, pero todos resultan infructuosos.

La importancia estratégica de Niebla en esta época es determinante en bastantes conflictos, al igual que durante el Califato de Damasco y el Emirato Independiente. Es de destacar en el terreno de la ciencia a Abu Abdullah al-Bakri como un nativo de la ciudad. Al terminar la Reconquista, la Huelva bajomedieval sentaría las bases científicas y técnicas de un hecho trascendental para la historia de la humanidad.


El Descubrimiento de América

Si todo pueblo que se precie debe sentirse orgulloso de su "pequeña historia", localidades onubenses como Palos de la Frontera, Moguer o Huelva lo están de una gesta que protagonizaron gentes de la tierra. El Descubrimiento de América y las relaciones entre Huelva y las tierras del otro lado del océano son, y han sido siempre, algo presente en la memoria colectiva de este pueblo. Decía Pierre Chaunu que "Colón llegó a Portugal cincuenta años demasiado tarde y a Inglaterra y a Francia medio siglo demasiado pronto". A las costas de Huelva llegó en el momento oportuno. En estas tierras colombinas quedaron los reflejos de esta apoteósica aventura que marcó la idiosincrasia de generaciones de onubenses.


El Terremoto de Lisboa

El 1 de noviembre de 1755 a las 10.00, se produjo un inmenso terremoto (8,5 de la escala Ricther) en la bahía de Lisboa. Su duración fue de seis minutos que sacudieron ciudades y almas de la mayoría de la Península Ibérica. En la provincia se sintió de manera especialmente fuerte y en la capital acabó con la vida de ocho personas y dejó afectadas a la mayoría de las edificaciones.

En su obra “Sobre el terremoto de primero de noviembre de 1755” el vicario de Huelva, Antonio Jacobo del Barco, describió los efectos de un seísmo que cambiará la mayor parte de la fisonomía de la ciudad. La destrucción de los edificios, en su mayoría templos, y el lento crecimiento de la ciudad en esos siglos hizo que gran parte del patrimonio capitalino previo al seismo desapareciera[1]

Retrospectiva. Huelva

Huella británica

Desde el último cuarto del siglo XIX -a causa de las importantes explotaciones de la Cuenca Minera al norte de la provincia a cargo de la Rio Tinto Company- la ciudad se convierte en un pequeño territorio inglés. Así, allá por 1873 el gobierno de España permite la venta de las milenarias minas de Riotinto, la construcción de un ferrocarril hasta la capital y un muelle de embarque para la salida del mineral hacia el Atlántico. Ello permite una importante expansión de la ciudad a causa de la llegada de trabajadores del resto del país (sobre todo de Andalucía, Badajoz y Galicia) e incluso de la cercana Portugal. Así el núcleo crece y se hace necesaria la población de las zonas más cercanas a las marismas y creándose las barriadas de Las Colonias y de El Matadero.

Es en esta época cuando la ciudad comienza a dar la espalda a la Ría del Odiel porque las vías del ferrocarril cierra la expansión del núcleo urbano. Asimismo la Onuba antigua –ya seriamente dañada tras el Terremoto de Lisboa- va a ir desapareciendo mientras que la ciudad crece muy desarticulada y empieza a conformar su característica forma de “media luna” que no normalizaría hasta inicios del Siglo XXI. Pese a todo el ambiente de la ciudad cambia enormemente, de una villa marinera de pequeñas y modestas construcciones nacen con motivo de este legado: La Casa Colón, el Barrio Reina Victoria o Barrio Obrero, la Plaza del Velódromo, la estación de tren de RENFE, los Muelles del Tinto, de Levante y de Tharsis así como las cocheras del puerto.

Como curiosidad cabe destacar que debido a su extensa población anglosajona y alemana la capital desempeñó un importante papel durante la II Guerra Mundial. Así fue notable la existencia de numerosos espías aliados y nazis (hombres de negocio de la ciudad y diplomáticos) que se controlaban entre sí y que consideraron la ciudad un enclave estratégico gracias a su puerto. En este sentido fueron numerosos los barcos aliados que sufrieron sabotajes e incluso fueron bombardeados por aviones alemanes procedentes de la base de Tablada (Sevilla). Prueba de ello es el pecio existente en la desembocadura de la ría. Por supuesto también fue testigo de la conocida Operación Mincemeat aliada, cuando el servicio secreto británico dejó en la cercana Punta Umbría los restos de un presunto soldado inglés con documentación falsa. El hecho de que los alemanes creyeran ese montaje fue finalmente crucial para su derrota.


La Edad Moderna y contemporánea

Huelva pertenecía al dominio de los duques de Medina Sidonia y estaría en su mayor apogeo con la llegada de mercaderes y comerciantes. También creció la ciudad extendiéndose desde la parte alta del cabezo hacia el puerto. La ciudad creció bastante hasta que llegó la peste y los ataques de los piratas berberiscos que hizo que se fueran de allí los mercaderes. Sería en 1823 cuando se realizaría la división por provincias que hoy existe. El antiguo Reino de Sevilla se divide en partes creándose dos nuevas delimitaciones administrativas: Huelva y Cádiz.

Vista antigua de la Plaza de la Merced, de Huelva.

Ya en la Guerra Civil la capital fue ocupada por los sublevados a la República el día 29 de Julio de 1936, once días después del Golpe Militar, momento en el que el comandante de la Legión José de Viena declara el Estado de Guerra. Se estima que durante la sublevación y los años siguientes de represión fueron asesinadas seis personas por el bando Republicano y unas setecientas cincuenta por el bando nacional[2] . Es en la época franquista, y con objeto de revitalizar la zona, cuando se construye el polo químico, que traerá a la ciudad a gran número de emigrantes procedentes del resto de la provincia. Así, entre los años 1960 y 1981 la población de la ciudad aumenta vertiginosamente incrementándose en más de 50.000 nuevos habitantes que pueblan nuevas barriadas como La Orden, El Higueral, Tres Ventanas e Hispanidad o Riotinto Minera.

Ello aparecía previsto ya en el primer Plan General de Ordenación Urbana (PGOU) en 1964 con idea de dar cabida a esta nueva población que se esperaba podía llegar incluso a las 250.000 almas. Pero la ciudad “mutante” era difícil de controlar y desborda los límites y plazos impuestos por el plan. Las Barriadas Príncipe Juan Carlos, Santa Marta, Verdeluz, Pérez Cubillas y Los Rosales se disponen a toda prisa para acoger a los inmigrantes que llegan a trabajar al polo. Asimismo La Orden crece incontrolablemente convirtiéndose en uno de los barrios más densamente poblados. En la década de los 1990s la ciudad la construcción de la Avenida de Andalucía cierra por fin la media luna en la que se dividía en dos la ciudad. Es ya en el primer quinquenio del Siglo XXI cuando la avenida se prolonga hasta enlazar con la Autovía A-49 y en un nuevo PGOU se construyen nuevos barrios a su alrededor como Nueva Huelva o La Florida. De cara al Siglo XXI el gran proyecto de futuro de la ciudad tiene por lema Huelva mira a la ría. Incluye un paseo marítimo, un puerto deportivo, un centro comercial , la ampliación del Nuevo Colombino, una catedral , la estación de AVE, museos y teatros, un palacio de congresos, el nuevo recinto ferial y grandes zonas verdes

Lugareños ilustres

Cultura

Turismo

Puntos de interés

Centro Histórico de Huelva (Barrio Obrero Reina Victoria).

*Centro Histórico de Huelva (Bien de Interés Cultural, 2002): Destaca en la ciudad de Huelva el denominado Barrio Obrero Reina Victoria, una singular urbanización que cuenta con características de Ciudad Jardín, y está compuesta por 71 edificios de una sola planta de altura. Su edificación no responde a un estilo concreto y está resuelta por combinaciones eclecticistas de diversas nacionalidades. Los chalets de este barrio tienen aspecto de edificación alpina, disimulada en ocasiones por detalles de ladrillo de la más típica construcción ferroviaria, o incluso con añadidos en los que la imaginación de los artesanos han combinado elementos del mudéjar y del renacimiento. Son muy notables las soluciones de carpintería y algunos acabados de albañilería. Todo el conjunto está rodeado por una calle perimetral y el extremo sur cerrado por una zona de estancia.

Monumento a Colón en una vista antigua.

*Monumento a Colón (Bien de Interés Cultural, 2016): Se encuentra situado en la Punta del Sebo, el lugar de encuentro de los ríos Odiel y Tinto, a 5 kms de la capital. Se rata de una gran escultura que se eleva 37 metros sobre una amplia plataforma horizontal ganada al mar, jalonada por una doble fila de palmeras. La obra representa a una figura antropomórfica que abraza una cruz a modo de atril, vestida con un manto que tapa su cabeza y llega a sus pies. Evoca mediante una personificación la Fe Descubridora, aunque hay que decir que rápidamente el pueblo vio en ella la figura de Colón. Proyectado por la escultora estadounidense Gertrude Vanderbilt Whitney, fue financiado por la «Columbus Memorial Foundation» e inaugurado en el mes de abril del año 1929.


Edificios y monumentos

Arquitectura civil

*Museo de Huelva (Bien de Interés Cultural, 1992): El Museo de Huelva se creó gracias a la labor de particulares y al interés popular, inaugurándose el 25 de mayo de 1921 en un pequeño edificio de estilo historicista de la Calle Castelar. Pero a los ocho años el edificio fue subastado y adquirido por un particular, y las colecciones y la Academia de Pintura, tuvieron que trasladarse a la Casa de los Garrocho en la calle La Fuente. Hubo que esperar hasta principios de los setenta para el permiso del Estado para construir el actual Museo Provincial de Huelva, aprobado por Consejo de Ministros en 1971, inaugurándose en 1973 según proyecto de Lorenzo Martín Nieto.

*Casa Colón (Bien de Interés Cultural, 1996): El Hotel Colón se inaugura en junio de 1883, siendo entonces un acontecimiento de primer orden para la ciudad. Creado para acoger las necesidades de residencia de directivos, accionistas y técnicos con sus familias correspondientes por la explotación de las minas de Rio-Tinto desde 1873, su promotor fue el alemán Guillermo Sundheim, quien eligió Huelva como centro de su actividad mercantil. La construcción comenzó en 1881 y constaba de cuatro grandes edificios, con jardines que se hicieron según diseño de un jardinero traído ex profeso de la Escuela Real de Agricultura de Gaisenheim, que se adecuaron para juegos de criquet y bolos.

*Muelle de la compañía Tharsis (Bien de Interés Cultural, 1997): A partir del siglo XIX la explotación minera onubense alcance su mayor desarrollo debido a la demanda europea de cobre y azufre. En 1849 el ingeniero francés Ernesto Deligny registra a su nombre el yacimiento de Tharsis y La Zarza y funda en 1855 la Compagnie des Mines de Cuivre de Huelva. Por la dificultad del transporte, la empresa solicitó una concesión para la instalación de un ferrocarril Tharsis-Huelva, otorgada en 1858. Redactado por William Moore, ingeniero de Glasgow, el proyecto fue aprobado en agosto de 1867 y realizado en 1870, quedando abierta la línea al tráfico hasta 1871.

*Cine Rábida (Bien de Interés Cultural, 2006): Edificio construido por Luis Gutiérrez Soto entre 1931 y 1933, simbólicamante considerado como el edificio que abre las puertas a la arquitectura racionalista en la ciudad de Huelva, sirviendo de referencia para las incursiones que otros arquitectos, que trabajan aquí, realizan en torno al lenguaje del Movimiento Moderno. Se sitúa dentro del casco histórico de la ciudad, en un solar en esquina y entre medianeras.

*Edificios de la Autoridad Portuaria (Bien de Interés Cultural, 2006): Importante edificio ubicado al Norte de los Jardines del Muelle, orientando su acceso a la avenida Real Colombina Onubense. Se sitúa en la larga franja ajardinada que separa el puerto de la ciudad, cerca de los pabellones de la Autoridad Portuaria que dan entrada al muelle. Constaba originalmente de tres cuerpos prismáticos de planta rectangular conectados entre sí formando quiebros en planta para adaptarse a la parcela: el mayor, de dos plantas y sótano, se destinaba a oficinas; otro más pequeño, de igual altura, a vivienda del Ingeniero Director, y el tercero, de una sola planta, a vivienda del conserje. Comenzado en 1962, se finalizó en 1966.

Gran Teatro de Huelva.

*Gran Teatro: Sobre un reducido solar entre medianeras de 800 m2 de superficie en planta se levanta el llamado "Real Teatro de Huelva", que quedó inaugurado en el mes de agosto del año 1923. Fue de titularidad privada hasta el año 1984, cuando el edificio fue adquirido por el Ayuntamiento de Huelva y la Diputación Provincial. El diseño del teatro responde a los criterios de clasicismo y monumentalidad propios de los teatros españoles de la primera mitad del siglo XIX, levantando una fachada donde el orden doble de estilo corintio de las ocho columnas las convierte en el referente principal dentro del abigarrado programa decorativo con el que se decora su frente exterior.

*Estación de Sevilla: Edificio neomudéjar, promovido por Wihelm Sundheim, con proyecto del año 1875 atribuido al ingeniero Font y colaboraciones de arquitectos de la escuela neomudéjar madrileña. Acabado en el año 1880, presenta composición simétrica de tres cuerpos, el central de una planta con cubierta a dos aguas sobre armadura y los laterales de dos, con la planta alta destinada a viviendas. Está construido en su totalidad con ladrillo visto aplantillado con formas muy depuradas; así, la puerta central tiene aspecto almohade con los típicos rombos que se pueden ver en la La Giralda, y el resto de los huecos de fachada, arcos de herradura enmarcados con alfices decorados.


Arquitectura religiosa

*Catedral de Nuestra Señora de la Merced (Bien de Interés Cultural, 1970): Cenobio de Mercedarios Descalzos fundado por Alonso Pérez de Guzmán, Duque de Medina Sidonia, en 1605. El actual edificio del siglo XVIII sustituyó al primitivo levantado en el siglo anterior; su estado ruinoso en 1714 se agravó con el terremoto de 1755, por lo que se restauró a partir de entonces. La desamortización de Mendizábal motivó que en 1835 se disolviera la comunidad, sirviendo el convento de cuartel desde 1842. La iglesia alcanzó rango catedralicio en 1953 y tras el seísmo de 1968 fue cerrada al culto. En 1971 se inició la restauración que finalizó en 1977.

*Santuario de Nuestra Señora de la Cinta (Bien de Interés Cultural, 1993): La tradición sitúa el origen de este Santuario en la época visigoda e informa que más tarde fue destruido durante la ocupación musulmana, escondiéndose la imagen de la Cinta. Tras la reconquista se descubre la pintura de la Virgen construyéndose un santuario sobre una colina frente al río Odiel. La población de Huelva se volcó en la devoción a la imagen, haciendo que ésta jugara un papel importante en la historia de la ciudad. Así, se dice que cuando Cristóbal Colón regresaba del Nuevo Mundo fue sorprendido por una tormenta y los marineros de "La Niña" pidieron protección a la Virgen de la Cinta.

*Iglesia de la Purísima Concepción (Bien de Interés Cultural, 1994): El origen de esta iglesia está muy relacionado con la historia de la ciudad. Su creación se debe al crecimiento de la población en el siglo XV, estableciéndose en las laderas del Cabezo de San Pedro, núcleo urbano primitivo, en dirección al mar. Es ésta una de las primeras iglesias españolas dedicada a la advocación de la Purísima Concepción. Su estilo mudéjar la relaciona con la arquitectura de Andalucía occidental del momento, especialmente con iglesias de Carmona (Sevilla) y San Juan del Puerto (Huelva). Semiarruinada a causa del terremoto de Lisboa de 1755, sufrió modificaciones y ampliaciones que le confieren su estado actual, con dos estilos diferenciados, el mudéjar y el barroco del siglo XVIII.

*Iglesia de Nuestra Señora Estrella del Mar (Bien de Interés Cultural, 1996): Arquitectura historicista de estilo neogótico. Su origen está en la necesidad que tenían las Hijas de la Caridad de San Vicente de Paúl de tener una capilla propia. En 1922 el arquitecto municipal, José María Pérez Carasa realizó el proyecto y el 10 de octubre de 1929 el cardenal Ilundain bendijo la nueva iglesia, que en 1958, y por decreto del primer obispo de Huelva, D. Pedro Cantero Cuadrado, establece en este templo la parroquia de Nuestra Señora Estrella del Mar, creada en 1955.

*Iglesia de San Pedro Apóstol Bien de Interés Cultural, 1999): Iglesia de estilo mudéjar, de los siglos XIV y XV, fue por mucho tiempo la única de la ciudad. La antigüedad de esta iglesia se comprueba por haber sido levantada junto al desaparecido castillo de la ciudad, característica de las tradiciones medievales. Consta de tres naves, la central más alta y ancha que las laterales, presenta techumbre de madera en forma de artesa con tirantes, del siglo XVII, y acaba en ábside poligonal, siendo planas las cabeceras de las laterales. Tras varios desastres naturales, en 1770 Pedro de Silva dio las condiciones definitivas para la construcción de la actual torre, cuyas obras acabaron en 1772.

*Convento de Madres Agustinas: También conocido como convento de Santa María de Gracia, es el único convento que se mantiene abierto en Huelva de los cuatro que se fundaron en tiempos de su mejor expansión económica. Se ubica en la céntrica plaza de las Monjas, sobre lo que anteriormente fue una necrópolis árabe, construyéndose en origen en estilo gótico-mudéjar, con materiales de ladrillo, madera y yeso, principalmente, siendo escasos los restos de su traza primitiva debido a las reformas posteriores. Fue construido entre los años 1510 y 1700; de su conjunto destaca el claustrillo mudéjar y el patio de entrada, con columnas de mármol genovés de orden toscano.


Gastronomía

Ver artículo sobre la gastronomía de Huelva

Fiestas

Ver artículo sobre la fiestas de Huelva

Sociedad

Ver datos estadísticos de la sociedad de Huelva

Centros educativos

Centros de Salud

Bibliografía

Deportes

Referencia

  1. Jacobo del Barco, Antonio (1996), Sobre el terremoto de primero de noviembre de 1755. Fundación El Monte y Servicio de Publicaciones de la Universidad de Huelva. Huelva, España. ISBN 84-88751-93-1
  2. Espinosa Maestre, Francisco (1996), La Guerra Civil en Huelva
Este artículo incorpora material de una entrada de Wikipedia, publicada en castellano bajo la licencia GFDL.


Entradas relacionadas

Enlaces externos

Principales editores del artículo

Hay 6 otros contribuyentes a esta página.

Valora este artículo

  • Actualmente2.79/5

2.8/5 (14 votos)