Gastronomía de Rociana del Condado

De Huelvapedia
Saltar a: navegación, buscar

Tradición Vinatera

Ver artículo sobre la el cultivo de la vid en Rociana del Condado


Zalema, Garrido Fino, Listán ,"vara y pulgar", Pálido de Crianza Biológica, maravedíes... Adentrarse en el Condado de Huelva es descubrir un mundo mágico, palabras, lugares, sabores, aromas, tradiciones diferentes, inconfundibles, que no se limitan al vecindario y al paisaje, al espacio de Doñana o al rito anual de El Rocío, sino a unos vinos reconocidos en el mundo, vividos en cada portal y aún así, tan desconocidos. El vino ocupa tanto el cuerpo y la mente, el trabajo y el ocio de la zona, como la actividad de 3100 viticultores .

La historia del cultivo de la vid por esta zona onubense denominada el Condado está documentada desde el siglo XIV, si bien existen legendarias referencias comerciales entre los tartessos y los griegos, de partidas enviadas a Roma y de la tolerancia de los musulmanes con el cultivo y elaboración del vino. La repoblación que se inicia en Andalucía tras la Reconquista hace que en el siglo XIV comience a cultivarse la viña en el Condado de Niebla, origen de la actual comarca. El maestre de la Orden de Calatrava, Don Juan Mestre, fue repoblador de Villalba del Alcor en 1327. El maestre dona a Don Romero Díaz cien aranzadas de montes jarales para que en el plazo de un año lo descuajara, rozara y plantara de viñas. Dado el trabajo excesivo encomendado, se le conceden a Romero nuevos plazos y la autorización para que las tierras pudieran ser cultivadas por colonos. Es a partir de aquí cuando comienza la progresiva riqueza del Condado.

Grande fue el prestigio de los vinos de Villalba, Bollullos, Almonte y La Palma, hasta el punto de que Sevilla impuso ordenanzas proteccionistas y sin embargo no consiguió frenarlos, siguieron comercializándose en el mercado sevillano. Desde los puertos de Palos y Moguer salían durante los siglos XV y XVI los vinos más solicitados, de "romania" y los finos de Manzanilla, hacia Inglaterra y Países Bajos. Y, sin duda, de estos puertos zarparon estos vinos, y sus cepas, hacia el Nuevo Mundo, pues muchos de los descubridores que acompañaron a Colón en su aventura eran de estos pueblos.

El territorio de viñedo se extiende por mas de diez mil hectáreas , por 14 municipios, por terrenos levemente ondulados o llanos, por suelos francos un poco alcalinos, más o menos fértiles, tan ideales como su clima para el cultivo de la vid. En pos de la calidad, esa productividad se viene estabilizando, desde 1994 hasta la última vendimia 2001-2002, en torno a menos de 40 millones de kilogramos.

La variedad de vides cultivadas en esta comarca y autorizadas para la elaboración de vinos protegidos por la Denominación de Origen Condado de Huelva son: Zalema, Palomino Fino, Listán de Huelva, Garrido Fino, Moscatel de Alejandría y Pedro Ximénez. La primera de éstas, la Zalema, es la vinífera que predomina en los viñedos de la zona con un 86% del total plantado. La zona de crianza y envejecimiento de los vinos amparados por esta denominación de origen comprende tan sólo los términos de Almonte, Bollullos Par del Condado, Chucena, La Palma del Condado, Manzanilla, Moguer, Rociana del Condado y Villalba del Alcor.

El Consejo regula vinos secos, semisecos, semidulces y dulces. El comercio interior está actualmente en alza, con un incremento en los últimos siete años de un 72%, aproximadamente, pasando de 1369116 a 2367910 litros. Hasta la fecha, la comercialización de Blancos Jóvenes en el mercado exterior ha sido simbólica en comparación con la comercialización de Vino Generoso, siendo éste producto el principal eje de la comercialización exterior del Condado de Huelva, manteniéndose en los últimos ocho años en una media de 1466000 litros que viajan principalmente a Holanda, Reino Unido y Alemania.

A pesar de que hasta hace varios décadas existían en Rociana unas doscientas bodegas, fábricas de alcohol y dos cooperativas vitivinícolas, hoy en día tan sólo cuenta con algunas empresas entre las que destacan la Cooperativa Vitivinícola de Ntra. Sra. del Socorro, las Bodegas López Cuesta S.L. y las Bodegas Contreras Ruiz, cuyos caldos se extienden cada vez más por el mercado actual.

Lo mejor para cumplir plenamente con el rito de la degustación de vinos es meterse dentro del Condado y visitarlo sin prisa alguna. Esta ruta de los vinos puede empezar en Almonte y continuar por Beas, Bollullos Par del Condado, Bonares, Chucena, Hinojos, La Palma del Condado, Lucena del Puerto, Manzanilla, Moguer, Niebla, Palos de la Frontera, Rociana del Condado, San Juan del Puerto, Trigueros, Villalba del Alcor y Villarrasa.

Repostería

La repostería de Rociana hunde sus raíces en los antiguos recetarios de la España medieval rindiendo un justo homenaje á las culturas judía e hispanomusulmana, entre cuyos productos como máximo exponente de tradición, es preciso citar el hornazo se encuentra vinculado a las pascua y también a las romerías.

Para seguir las huellas, en ocasiones casi perdidas. de la repostería tradicional rocianera, que se mantiene en la memoria de abuelas cada vez mas mayores o en la sabiduría culinaria estrictamente locales.

Nos podrían sorprender postres de leyenda con nombres como arropes, buñuelos, bollera de aceite, hornazos, magdalenas, bizcochos, alfajores, roscos de vino, gachas, perrunas, pestiños, leche frita, torrijas, rosas, flan, sopa dulce, roscos de virgen, huesos de santo, huevos moli, castañas guisadas, ....

Sé que estos postres y más existen, como se que existe en Rociana la amistad la solidaridad y la hospitalidad.

Las Familias rocianeras lo elaboran en sus casas desde muy antiguo, ya lo recibía en su mesa la duquesa de medina sidonia, Isabel de Fonseca que fundo en 1550 una capellanía para la iglesia de este lugar.

Rociana de siempre, ha sido un pueblo eminentemente campesino. Las fiestas de pascua se solemnizaban conservando la tradición de hacer los dulces que han de comerse en nochebuena en el hogar, dulces de masa frita, recubiertos de miel, pestiños, piñonates y tortas.

Y no queda familia en los barrios. donde no se pierden las costumbres de los pueblos sin probar en la pascua los hornazos; las unas porque los labraron, las otras porque los recibieron como regalo en muestra de afecta y cariño.

Carnes

Gracias a la riqueza cinegética de sus alrededores, en Rociana se puede encontrar una excelente carne de caza, con la que se elaboran platos tan sugerentes como por ejemplo el “conejo en salmorejo”, perdices, etc. Por otra parte, la denominada “carne de macho” o de cabrío resulta muy sabrosa, cocinada en la popular “caldereta de chivo”. Otros platos tradicionales cuyo ingrediente estrella es la carne son la carne mechá o en salsa. No se puede pasar por alto de ningún modo los excelentes revoltillos con tomate que se preparan en la localidad.

Algunas recetas populares

El contenido a continuación son reflexiones personales de los usuarios sobre sus vivencias, sentimientos y recuerdos sobre Gastronomía de Rociana del Condado.


Habás enzapatás

Aprende a hacerlo aquí

Arrope

Aprende a hacerlo aquí

Huevos moli

Aprende a hacerlo aquí

Castañas guisadas

Aprende a hacerlo aquí

Bizcocho de yogurt

Aprende a hacerlo aquí

Hornazos

Aprende a hacerlo aquí

Pescado a la marinera

Aprende a hacerlo aquí

Croquetas de pescado

Aprende a hacerlo aquí

Carne en caldereta

Aprende a hacerlo aquí

Carne mechá

Aprende a hacerlo aquí

Carne en salsa

Aprende a hacerlo aquí

Huevos rellenos

Aprende a hacerlo aquí

Ensaladilla

Aprende a hacerlo aquí

Pollo con corazones de alcachofa

Aprende a hacerlo aquí

Albóndigas

Aprende a hacerlo aquí

Gazpacho

Aprende a hacerlo aquí

Referencias

Ayuntamiento Rociana del Condado Rociana del Condado JR Rociana del Condado JD Enrique Linares Guzmán Miembro de la Academias Andaluza de Gastronomías. Académico por Huelva.

Principales editores del artículo

Hay algun otro contribuyente a esta página.

Valora este artículo

  • Actualmente1.89/5

1.9/5 (9 votos)