Linares de la Sierra

De Huelvapedia
Saltar a: navegación, buscar
Comarca:
Sierra de Huelva
Población:
308 habitantes.
Altitud:
505 metros.
Superficie Física:
29 kms2.
Gentilicio:
Linarense, chicharrero/a


Descripción

Linares de la Sierra es una localidad de la provincia de Huelva. En el año 2006 contaba con 308 habitantes. Su extensión superficial es de 29 km² y tiene una densidad de 10,62 hab/km². Sus coordenadas geográficas son 37º 53' N, 6º 37' O. Se encuentra situada a una altitud de 505 metros y a 118 kilómetros de la capital de provincia, Huelva.

Geografía

Linares de la Sierra se encuentra entre Alájar y Aracena,en el centro del Parque Natural de la Sierra de Aracena y los Picos de Aroche, uno de los espacios protegidos más importantes de la Comunidad y que ocupa todo el norte de la provincia con sus dehesas y pequeñas elevaciones cubiertas, predominantemente, de bosques de quercus ilex, alcornoques, castaños y monte bajo, por donde cursan numerosos arroyos, ideal para la ganadería, especialmente para el cerdo ibérico, que encuentra aquí unas condiciones ideales.

Clima

Es característica la serie correspondiente al clima mediterráneo templado, con veranos secos y cálidos, y medias máximas que superan los 30ºC, pero con una ligera influencia atlántica, que aporta humedad y suavidad en las temperaturas. Los inviernos son fríos y lluviosos, con precipitaciones medias mensuales de 1.080 mm.

Comunicaciones

Carreteras

Demografía

Ver datos estadísticos de la población de Linares de la Sierra

Evolución demográfica
1996 1998 1999 2000 2001 2002 2003 2004 2005 2006
301 300 309 316 307 293 300 303 295 308



Economía

Ver Datos estadísticos de la economía de Linares de la Sierra

Historia

APUNTES HISTÓRICOS.

Fueron fenicios y romanos los primeros pobladores de estos terrenos, que a bien decir, no llegaron a constituirse en verdaderos núcleos hasta la época musulmana, en la que sí llegó a existir una población muy numerosa ligada a la minería y a las rutas comerciales principales, según lo atestiguan los numerosos vestigios encontrados en diferentes zonas. A raíz de la sublevación mudéjar en 1.264, se originó un vacío demográfico importante debido a la expulsión del contingente morisco en toda Andalucía, y posteriormente la inestabilidad política provocada por la línea fronteriza entre los reinos de Castilla y Portugal, no permitió la consolidación de nuevos asentamientos, una vez que se estabilizó toda esta zona como pastizal de invierno para los ganaderos castellanos durante los siglos XV al XVII.


Aunque los datos históricos sobre el origen del municipio son muy escasos y contradictorios, parece ser que Linares de la Sierra surge como repoblación de carácter espontáneo como nuevo núcleo por las fuerzas feudales castellano-leonesas a lo largo del siglo XIII, al amparo de áreas protegidas por la orografía del terreno y cercanas a manantiales en zonas provechosas de buenos pastos y vegetación para garantizar el desarrollo y la supervivencia.


Desde su nacimiento, el municipio dependió jurisdiccionalmente de la villa de Aracena. En 1.640, todo este territorio queda en manos del Conde-Duque de Olivares. A su caída, Aracena, Galaroza, Alájar y El Castaño del Robledo conforman el llamado principado de Aracena, formando parte del Condado de Altamira. Fruto del afán de independencia del municipio, ésta se produjo el día 7 de marzo de 1.754 durante el reinado de Fernando VI.


A partir de esta separación, Linares cuenta con una población escasa pero muy regular, alcanzando su techo demográfico en 1.857 ( siglo XIX) con 1.021 habitantes.


Hacia 1.890, la localidad sufre una recesión poblacional provocada por la emigración a núcleos vecinos favorecida por el agotamiento de los recursos y la floreciente actividad minera. Desde la década de los 60, la población ha ido decreciendo, aunque actualmente parece que se ha estabilizado ó incluso experimenta una ligera reactivación.


Ver artículo sobre la historia de Linares de la Sierra


Lugareños ilustres

Cultura

Puntos de interés

La descripción de los elementos más singulares del patrimonio linarense justifica sobradamente su singularidad y excepcionalidad para su inclusión como Bien de Interés Cultural en la categoría de Conjunto Histórico, expediente que se incoa el día 1 de Octubre de 2.003 por la Dirección General de Bienes Culturales de la Consejería de Cultura de la Junta de Andalucía.


CONSTRUCCIÓN TÍPICA: la vivienda, mayoritariamente de carácter residencial, que se desarrolla en una planta ó una planta y doblado, con patio adosado posterior de parcela y con una serie de naves paralelas a la fachada, conformando las distintas estancias, evidencia un claro predominio de la arquitectura popular serrana.

Resulta especialmente relevante el tamaño del zaguán, muy superior en anchura al existente, por ejemplo, en las casas de la zona del Condado, de forma que las calles se convierten en una prolongación de éste. Las edificaciones presentan una uniformidad de tratamiento en los materiales, una escasa evolución únicamente debida a un lento proceso de sustitución, y un nulo impacto de presiones desarrollistas, lo que ha favorecido el mantenimiento de un elevado grado de conservación.


EMPEDRADOS CALLES: en todo el pueblo se aprecia el exquisito tratamiento que se ofrece a las calles, meticulosamente empedradas y adornadas en las entradas de las viviendas con los conocidos “llanos” ó “alfombras”, que son vistosos y peculiares empedrados en dos colores con motivos geométricos, florales ó religiosos.


PUENTES Y FUENTES: se pueden referenciar 9 puentes de relevancia: los dos puentes que cruzan el “Riandero” a derecha e izquierda, el puente de las Valeras, el de los Galápagos, el de la Rivera, el de Barranco Oscuro, el del Agua de la Paloma, el de la Herrería y el de la carretera de los Rodeos. Todos son puentes de pequeño tamaño, realizados para atravesar a pie o con caballería un curso de agua de escasa entidad.


Además, son de destacar 7 fuentes, cada una de ellas con su encanto particular y que provienen de manantiales naturales unas ó de agua tratada sanitariamente, otras. Se conocen con los nombres de fuente Vieja, fuente Nueva, del Cántaro, de la c/ Calar, de la plaza J.R. Jiménez, de la Muda y pilar de los Navarro.


IGLESIA PARROQUIAL DE SAN JUAN BAUTISTA: es el principal monumento religioso del municipio ubicado en la c/ Colon s/n, utilizada para la celebración de los diferentes cultos y funciones religiosas. De volumen unitario con torre campanario y tipología propia de la arquitectura religiosa del siglo XVIII, se caracteriza por la conjunción del Barroco popular con el Barroco academicista que da paso al Neoclasicismo. Su autor es desconocido, aunque cuenta con una restauración reciente realizada por los arquitectos Francisco Rodríguez y Bartolomé Belmonte.

PLAZA DE TOROS: tipo “coso”, aparece como un ensanchamiento de la calle de entrada al pueblo desde Aracena, a los pies de la iglesia parroquial. Presenta dos graderíos encalados, uno en el lateral de la base de la iglesia y otro bajo la copa de un esbelto alcornoque que inclina su tronco hacia el centro de la plaza. El perímetro se completa con dos casas, el casino-hogar del pensionista y elementos metálicos efímeros que son colocados exclusivamente para el día del festejo. Los burladeros de acero pintados de rojo y blanco engalanan el albero que se utiliza durante el resto del año como aparcamiento.


PLAZAS: existen dos plazas de importancia, la plaza Juan Ramón Jiménez y la plaza de la Fuente. La primera está situada junto a uno de los laterales de la iglesia parroquial y su característica principal es el tradicional empedrado con “alfombras” de pizarra y cuarcita, amén de conformar un coqueto espacio ajardinado. En ella se desarrollan ciertos eventos culturales, como la semana cultural de agosto ó la noche de los poetas.

La segunda, acoge al lavadero público y la denominada fuente nueva y su forma alargada constituye el auténtico corazón del municipio, adaptándose a las edificaciones laterales.


LAVADEROS: encontramos dos lavaderos, uno se abastece de la fuente nueva y el otro de la llamada fuente vieja. Ambos han sido utilizados desde antiguo, no solo para este menester sino como abrevaderos de caballos y burros. En la actualidad, únicamente se utiliza con mayor frecuencia el lavadero de la fuente nueva, que es motivo de reportajes fotográficos para los visitantes foráneos.

Gastronomía

GASTRONOMÍA.

Los recursos gastronómicos que nos ofrece este pueblo son variados y a la vez, exquisitos. Son platos tradicionales preparados a base de productos naturales y con los aderezos y la delicadeza de que se hacía uso antiguamente, es decir, se elaboran con su exacta cochura y empleando en ellos el tiempo que cada uno realmente necesita.

Entre los platos más sobresalientes se pueden citar el ajo batanero, el puchero de matanza, los derivados del cerdo ibérico, los tapiales, el gazpacho de invierno, la ensalada de patatas, la sopa de tomate, las migas serranas, el guiso viudo ó el picadillo chicharrero, y como postres, resaltar el típico piñonate, los orejones, los peros a lo pobre, las poleás y el potage de castañas.

Los derivados del cerdo ibérico cuentan con gran arraigo en toda la comarca, por tratarse de una zona en la que la cría de este ganado es bastante favorable y donde las matanzas domiciliarias se convierten en un festín que tradicionalmente celebran cada año muchas familias. Costillas y presas asadas, el puchero de matanza, la prueba de matanza, el adobao, son ejemplos de platos que se pueden degustar en estos eventos, que tienen su culmen con la salazón de las piezas fundamentales, como son paletas y jamones.

El ajo batanero es un plato que se elabora a base de bacalao, que se desala el día anterior, y se pone a hervir en una cazuela. Se prepara un majado con pan, ajo y aceite de oliva en el mortero y se añade al bacalao cocido. Al final de la cocción se añaden tantos huevos como comensales para que se endurezcan un poco y se sirve el plato acompañado de algunos trozos de pan asentado cogido a pellizcos.

Tapiales se denomina en Linares de la Sierra a un plato que en otros municipios de esta área se nombra como bollo papas ó boronía, según se añadan unos condimentos u otros. Se hace una masa con las patatas cocidas incluyendo trocitos de chorizo ó morcilla refritos anteriormente con el pimiento, tomate, etc. Se sirve acompañado de torreznos pasados por el aceite.

Se denominan “vilortos” de ajo en este municipio a los tallos tiernos de los ajos, que se trocean y se cuecen en agua para posteriormente ser fritos con aceite de oliva. Por último se añade huevo batido a estos tallos y se mezcla todo a modo de revuelto.

El gazpacho de invierno es un gazpacho caliente que se come en el período de otoño e invierno, al cual se le pican patatas cocidas e hígado asado en trocitos pequeños. Es un manjar digno de paladear en los crudos y rigurosos días invernales.

La ensalada de patatas se realiza a base de patatas cocidas y tomate embotellado (tomate envasado al baño maría como se hacía a la antigua usanza) y un majado de especias típico que le ofrece un sabor muy agradable.

La sopa de tomate es propia de los días fríos también y se sirve con trozos de pan frito, huevo duro picado y una ramita de hierbabuena que le da un sabor exquisito.

Las migas serranas necesitan de una elaboración muy lenta en un perol, debido a que sólo contienen pan, patatas, aceite, sal y ajo y vueltas y vueltas. Se acompañan de sardinas asadas, sardinas en barricas ó torreznos. Suele ser el plato estrella en los días nubosos ó lluviosos.

El guiso viudo se llama en Linares de la Sierra a un estofado de patatas al que se añade al final de la cocción un huevo por cada uno de los comensales. Es de una extremada facilidad de elaboración y resulta muy apetitoso y exitoso para cualquier tipo de paladar.

El picadillo chicharrero se realiza a base de tomates del terreno, pimientos verdes y rojos del terreno asados, cebolla y pepino otoñizo. Se añade culantro en rama picado y sardinas asadas y se sirve frío.

El piñonate es una masa que se fríe a modo de churro, que en Linares se denominan “torcías”, que posteriormente se cortan en trozos y se endulzan con miel. Es tradicional realizar la Rifa del Piñonate, organizada por la Hermandad Sacramental la mañana del domingo de Resurrección a beneficio de la propia Hermandad, donde tiene lugar una gran rifa no sólo de las figuras y decoraciones realizadas en piñonate sino también de otros lotes que incluyen embutidos, cuadros, tartas y otros dulces típicos de estas fiestas donados por los vecinos.

Los “orejones” son trozos de melocotón de las huertas del municipio secados al sol que se maceran y se sirven en un almíbar peculiar elaborado a base de vino solera y algunas especias.

Los peros a lo pobre se elaboran con peros del terreno (nominación que reciben las manzanas en la comarca) cocidos con brandy y canela. Es un postre muy fácil de preparar y que resulta muy delicioso por su suavidad y textura.

Las “poleás” son un cocimiento lento con consistencia de papilla elaborado a base de leche y harina a la que se añaden unos taquitos de pan frito. Es muy gustoso e ideal para niños pequeños y ancianos.

El potaje de castañas se prepara con castañas secas (pilongas ó enzarzás) puestas a remojo el día anterior, a las cuales se le prepara un almíbar a base de azúcar, canela, matalahúva y agua y se deja cocer. Se sirve en frío. Muy utilizado antiguamente la noche de Nochebuena.






Ver artículo sobre la gastronomía de Linares de la Sierra

Fiestas

FERIA Y FIESTAS.

El calendario de feria y fiestas de Linares de la Sierra es bastante profuso, abarcando la totalidad del año. Algunas de estas festividades tienen una tradición importante, mientras que otras son relativamente nuevas y cada año van alcanzando más auge.


Cabalgata de Reyes Magos. Es la primera en efectuarse en el año, pues tiene lugar el día 5 de Enero por la tarde. Comenzó el año 2.000 y se creó una asociación cultural para tal fin, denominada Asociación Cultural Sierra de Picachanes que se dedica a la organización y preparación de este evento. Los Magos de Oriente recorren unas escenas bíblicas, espectacularmente ambientadas en casas antiguas, cuadras, bajos y otros lugares pintorescos del pueblo, a cuyo fin se montan sobre burros para hacer un itinerario por otras calles desembocando en la plaza de la Fuente, desde donde reparten regalos y juguetes para el público asistente. Finalmente, se culmina en la Iglesia Parroquial, donde se instala un Nacimiento viviente al que adoran, para pasar después a entregar regalos y juguetes a todos los niños del municipio, sentados en sillones y acompañados por sus pajes.


Carnavales. Se celebran el último sábado antes de la Cuaresma. Comienzan en 1.980 en el colegio público del municipio, a iniciativa de un maestro para disfrute de los alumnos. Al denominarse a los habitantes “chicharreros”, se decidió fabricar una chicharra como símbolo del carnaval. Para su construcción, los niños iban al campo a buscar cañas para hacer las alas y estructura del animal y matojos para el relleno del cuerpo. El diseño de la cabeza se sometía a concurso entre los alumnos. El día de carnaval, la chicharra encabeza la comitiva realizando un recorrido por las calles principales, para terminar en la plaza de toros, donde se procede a su quema. Desde la creación del A.M.P.A. San Juan Bautista en el año 1.994, esta fiesta está organizada por tal asociación y se ha convertido en una fiesta popular en la que participa todo el pueblo y cuenta con la colaboración del Excmo. Ayuntamiento en diferentes gastos y la preparación de una caldereta que sirve de colofón para todos los asistentes.


Día de la Independencia. El día 7 de Marzo se rememora el día de la Independencia de la villa de Linares de la Sierra y se celebra el sábado más próximo a él, desde el año 2.004, por coincidir con el 250 Aniversario de esta conmemoración. El Excmo. Ayuntamiento organiza un gran puchero para invitar a un almuerzo a todos los asistentes, amenizado además por una orquesta que estimula a bailar y gozar del momento.


Semana Santa. Organizada por la Hermandad Sacramental de Nuestro Padre Jesús Nazareno y María Santísima de los Dolores. Sus estatutos originales datan del año 1.560. Tiene su sede en la Iglesia Parroquial y procesiona con sus titulares, el Jueves y el Viernes Santos. Resalta como peculiaridad, que para el sostenimiento económico de la Hermandad, se realiza durante esta semana por todos los hermanos la elaboración de roscas de piñonate que se rifarán públicamente el domingo de resurrección.

Romería de S. Juan Bautista. Se celebra el último sábado de mayo desde el año 2.002. La Hermandad de San Juan Bautista inicia su andadura el año 1.997 a iniciativa del Excmo. Ayuntamiento. Cada 4 años se nombra al Hermano Mayor y cada año al finalizar la romería Mayordomo para el siguiente. Parte la comitiva portando el simpecado titular desde la Iglesia Parroquial, por la mañana temprano, para dirigirse al lugar denominado Agua de la Paloma donde se efectúa el bautizo de los nuevos romeros. Seguidamente se prosigue el camino por Vallezorras hasta finalizar en el terreno donde se desarrolla la romería, propiamente dicha, que es una zona de la finca La Pájara donada por su propietario, D. Francisco Barrutieta Sáez a la Hermandad de San Juan Bautista. Aquí tiene lugar la Santa Misa celebrada por el párroco del pueblo y a continuación se ofrece la tradicional paella por el Excmo. Ayuntamiento a todos los romeros participantes. Ya por la tarde, se vuelve hacia el municipio, para terminar dejando el simpecado en el interior de la iglesia y dando a conocer el nombre del mayordomo que tendrá el honor de organizar la romería del año siguiente.


Corpus Christi. Se produce el domingo segundo ó tercero del mes de junio, cuarenta días después de la celebración de la Cuaresma, desde tiempo inmemorial. El Sr. Párroco porta la custodia sagrada bajo palio haciendo un recorrido en procesión, acompañado de la gente, por diversas calles del pueblo y realizando paradas en diferentes lugares que se han adornado convenientemente simulando pequeños altares, dónde se llevan a cabo rezos y cánticos al Señor.


Fiesta en honor de S. Juan Bautista. Tiene lugar durante 4 ó 5 días que incluya la festividad del santo y el fin de semana más próximo. Organizada por el Excmo. Ayuntamiento, ofrece un programa de actividades variadas tanto para niños como mayores, entre las que destacan la ofrenda floral, la procesión por las calles de la población de la imagen del santo patrón, el festival taurino sin picadores, actividades recreativas y deportivas y baile con afamadas orquestas para amenizar las veladas nocturnas.


Noche de los poetas. Esta actividad comenzó el año 2.000 a iniciativa del Excmo. Ayuntamiento con la pretensión de acercar el mundo de la poesía a cualquier tipo de público. De este modo, se leen y recitan poemas inéditos ó escritos por literatos célebres, por niños y adultos, en un ambiente sosegado y acogedor como puede ser la plaza Juan Ramón Jiménez ó la Plaza de la Fuente. Cada año se nota una mayor afluencia de personas, lo que es indicativo del creciente interés que suscita. Tiene lugar el último sábado de julio.


Semana Cultural. Se desarrolla durante la semana que incluye el día 15, así como los fines de semana anterior y posterior a la misma, lo que ocasiona que se prolongue durante 9 días. Se llevan a cabo competiciones deportivas y lúdicas en horario de tarde y actuaciones nocturnas diversas que abarcan los gustos más delicados, entre estas, flamenco, música mediterránea, jazz, teatro, bandas municipales, etc, organizadas por el Excmo. Ayuntamiento de Linares de la Sierra. Además, se realiza uno de los días un paseo fotográfico, organizado por la Asociación Cultural Sierra de Picachanes en colaboración con la Asociación Fotográfica Abejaruco. Se trata, por tanto, de un evento cultural que año tras año, acoge a un mayor número de visitantes y que es un apetecido atractivo en las largas y cálidas noches veraniegas.


Romería de la Virgen de la Salud. Se desarrolla el último domingo de agosto, desde tiempo inmemorial, en la aldea de Los Madroñeros, donde confluyen los romeros provenientes de los municipios de Alájar y Linares de la Sierra. Allá tiene lugar una misa y posterior procesión de la imagen titular en recorrido establecido por la aldea. Existe una casa de Hermandad y cada año se nombra Mayordomo, que es la persona encargada de organizar el aperitivo que se ofrece en esta casa a todos los asistentes.


Romería de la Reina de los Ángeles. Se celebra el día 8 de septiembre. A esta romería ha acudido el pueblo de Linares de la Sierra desde tiempo inmemorial, pero de forma completamente informal. Sin embargo, es en el año 1.970 cuando por iniciativa y reunión de 3 amigos, decidieron comenzar la andadura como Hermandad. Para ello, construyeron un primer estandarte, que aun se conserva en la iglesia, mediante una cruz de castaño pinchada en un saco relleno de arena y tirado por un remolque prestado por otro vecino, que fue el que realizó la primera romería a la Peña de Alájar en hermandad, aunque ésta oficialmente no se creó hasta el año 1.973. En este año, las tres personas fundadoras se desplazaron al municipio de Villalba del Alcor para comprar un carro, por un costo de 3.000 pts., que es el que en la actualidad se utiliza para llevar el simpecado.

Desde el año de su creación oficial, posee estatutos, siendo la primera de todas las que concurren a esta romería en hacerlo. El Hermano Mayor se elige cada cuatro años. Esta persona conforma la Junta Rectora, que elige cada año al Mayordomo de la presente romería.

A partir del año 1.994, la Hermandad, que cuenta en la actualidad con 358 hermanos, organiza una rifa de piñonate, durante la Semana Cultural que se celebra en el pueblo en el mes de agosto, para sufragar los gastos que se originan en la romería.

Se hace absolutamente necesario recalcar la importancia de la colaboración que presta todo el pueblo, en unos u otros aspectos de la organización del tal evento, a lo cual el Hermano Mayor está profundamente agradecido.


Los “Rehiletes”. Se denomina así, a unas varas cargadas de hojas secas de castaño que se encienden en el fuego y que se hacen girar con el brazo por jóvenes y adultos dejando volar las pavesas al antojo del viento. Es una tradición en toda la sierra que se celebra la noche del día 7 de diciembre. Organizado por el Excmo. Ayuntamiento que hace una invitación para todos los asistentes a chocolate con buñuelos. En otros lugares se le conoce con el nombre de las “candelitas” ó las “candelas”.

Sociedad

Ver datos estadísticos de la sociedad de Linares de la Sierra

Centros educativos

Centros de Salud

Deportes

Referencia

Este artículo incorpora material de una entrada de Wikipedia, publicada en castellano bajo la licencia GFDL.


Entradas relacionadas

Enlaces externos

Principales editores del artículo

Valora este artículo

  • Actualmente3.00/5

3.0/5 (9 votos)