Monasterio de La Rábida (Palos de la Frontera)

De Huelvapedia
Saltar a: navegación, buscar

El Monasterio de la Rábida se encuentra situado en el municipio de Palos de la Frontera.

Descripción

Este pequeño Convento Franciscano es el icono indiscutible de uno de los acontecimientos más trascendentales de la Humanidad. Aquí se forjó el hecho más relevante del segundo milenio de la Era Cristiana: el Descubrimiento y Cristianización del Continente Americano, un episodio que marcará un antes y un después en la Historia.

Dentro de sus muros, la perfecta sintonía de ideas entre Colón, Fr. Antonio de Marchena y Fr. Juan Pérez, hizo posible una de las epopeyas mas transcendentales de la Humanidad.

El Monasterio de la Rábida no es importante por la grandiosidad de su arquitectura, ni su rico patrimonio artístico. Se trata nada más que de un pequeño convento de la Reforma Franciscana de principios del siglo XV. Es sin embargo, uno de los más significativos Monumentos Históricos, declarado Primer Monumento Histórico de los Pueblos Hispánicos, y el tercero de España que mereció la declaración de Monumento Nacional, en el año 1856. Y pocos, con más merecimientos que éste, para ser declarado, además, Patrimonio de la Humanidad.


Palos de la Frontera. Andalucía es de cine


El Monasterio de la Rábida, cuna del descubrimiento de América

Palos de la Frontera es mundialmente conocido como la cuna del Descubrimiento de América. De su puerto partieron el 3 de agosto de 1492 las carabelas Santa María, La Pinta y La Niña, con el Almirante Cristóbal Colón, los hermanos Pinzón, los marineros de Palos y la comarca próxima rumbo a lo desconocido y que de hecho sería el encuentro con el continente americano.

Sus incursiones a Guinea, anteriormente bien vistas por los monarcas católicos en sus luchas contra la corona de Portugal, se convirtieron entonces en delictivas y objetos de castigo por el Tratado de Alcáçovas. Por una de estas incursiones fueron condenados, ciertos palermos, a servir a la Corona, durante dos meses, con dos carabelas aparejadas a su costa. El 30 de abril de 1492, los Reyes ordenaron que esas naves se pusieran al servicio de Cristóbal Colón.

La Corona reducía así los gastos de la expedición y vinculaba a ella a los bravos y expertos marinos de Palos, los más aptos, según creencia general de la época, para realizar una empresa de tal envergadura. Además, los Reyes, para que no existiese la menor duda del carácter real de la expedición, quisieron que las naves partieran de un puerto realengo. Para ello adquirieron, a fines de junio de 1492, la mitad de la villa de Palos perteneciente al Conde de Cifuentes por 16.400.000 maravedíes.

Monasterio de la Rábida

Además, en el Monasterio de La Rábida, Colón encontró hospitalidad, comprensión y apoyo. Cuando su ánimo desfallecía, los franciscanos intercedieron por él en la Corte y le pusieron en contacto con los marinos palermos. Los frailes conocían bien la audacia y pericia de estos navegantes. Colón halló entre estos marinos los recursos materiales y humanos que necesitaba, hombres hábiles, valerosos y osados que, con sus carabelas, habían navegado muchas veces por las aguas atlánticas, surcando rutas hasta entonces desconocidas. Eran, sin duda alguna, los hombres que Colón buscaba. Aquellos que creen fortuita y azarosa la elección de Palos como punto de partida de la expedición descubridora, desconocen la historia palerma.

Así, Palos fue cuna del descubrimiento de América y sus hombres fueron protagonistas de la hazaña colombina, hecho importante que trajo expectativas de desarrollo para una España y Europa en expansión comercial y que señala el paso definitivo de la Edad Media a la Moderna.

Palos, los franciscanos y la evangelización de América

Cuando se habla del papel que ha desarrollado el pueblo de Palos de la Frontera en la Historia de América, suele pensarse, casi exclusivamente, en los acontecimientos relacionados con la preparación y ejecución del primer viaje colombino. Pero, poco a poco, la investigación y el estudio nos van perfilando múltiples actuaciones en las que los palermos se muestran como destacados protagonistas en la colonización del Nuevo Mundo, siempre pioneros, construyendo los pilares de una nueva sociedad, de una nueva cultura, y participando activamente en la evangelización.

Desde el fundamental apoyo que Fray Antonio de Marchena y Fray Juan Pérez prestaron a Cristóbal Colón cuando su ánimo desfallecía ante la adversidad, el Convento franciscano de Santa María de La Rábida siguió atentamente la evolución de los acontecimientos, erigiéndose en uno de los primeros focos de la evangelización americana. Como es lógico, la influencia del convento rabideño, propició que destacaran especialmente los franciscanos entre los primeros evangelizadores de América palermos, como el obispo Fray Juan Izquierdo, Fray Juan de Palos, Fray Juan Cerrado, Fray Pedro Salvador, Fray Alonso Vélez de Guevara, Fray Juan Quintero, Fray Thomás de Narváez y Fray Francisco Camacho, que tomaron en su mayoría los hábitos en México y Lima.

S.S. Juan Pablo II en La Rábida

Es de reseñar el hecho histórico de la visita de S.S. Juan Pablo II a Palos de la Frontera, el 14 de junio de 1993, dentro de su recorrido por los Lugares Colombinos y el Rocío, con motivo del V Centenario del Descubrimiento y Evangelización de América. En esa primera, y hasta el momento, única visita de un Sumo Pontífice a Palos, fue coronada canónicamente la Virgen de los Milagros (patrona de la ciudad), siendo los Padrinos de la Coronación SS. MM. los Reyes de España D. Juan Carlos I y Dña. Sofia, representados en su hija la infanta Doña Cristina. Se da el hecho de que esta es la única imagen de la virgen coronada por S.S. Juan Pablo II en España.

El Papa, después de impartir su bendición, añadió unas palabras improvisadas:

«Muchas gracias por este encuentro. Es una gran emoción encontrarse en el lugar totalmente histórico donde empezó un nuevo capítulo de la historia del mundo, de nuestro mundo, del nuevo mundo, de todo el mundo, del globo terrestre. Donde empezó también la historia de la Salvación y de la Evangelización del Continente americano. Siempre vuelven a este lugar bendito encomendándose a la Señora de los Milagros, a la Madre de los hombres, a la Reina de las Américas, todos nuestros hermanos de aquí, en España y en la otra parte del mundo. Sea alabado Jesucristo.»[1][2]


Monumentos y lugares de interés

Monasterio de la Rábida
En la carretera hacia Huelva encontramos el paraje de la Rábida, uno de los más bellos rincones del municipio y en él encontramos el monasterio franciscano de La Rábida. El monasterio es el lugar donde se fraguó el viaje de Colón. Erigido en los siglos XIV-XV, sobresalen por su interés artístico la iglesia gótico-mudéjar en la que se pueden admirar un crucificado y la Virgen de los Milagros, del siglo XIV, delante de la cual oraron Colón y los marinos que realizaron la empresa descubridora. Son de destacar también las estancias decoradas con frescos de Daniel Vázquez Díaz, el claustro y el museo, donde se conservan numerosos objetos commemorativos del Descubrimiento de América. Tiene de 2.000 m² de extensión y es de planta irregular.
El monasterio a lo largo de los más de 500 años de su historia ha sufrido modificaciones, sobre todo a raíz del terremoto de Lisboa de 1755. En este monasterio se hospedó Cristóbal Colón años antes de partir hacia el Nuevo Mundo.
Fue declarado Monumento Nacional en 1856. Mereció, además, la declaración de Primer Monumento histórico de los pueblos hipánicos.
También se puede visitar en este entorno el Monumento a los Descubridores. A él se llega por una avenida en la que se muestran todos los escudos de los países iberoamericanos, realizados en azulejos. Cerca encontramos el Parque Botánico José Celestino Mutis, con especies autóctonas y americanas. También en este entorno se encuentra la Universidad Internacional de Andalucía, Sede Iberoamericana Santa María de la Rábida, el Foro Iberoamericano, construcción moderna y de multiusos como palacio de congresos, conciertos y espectáculos, El Muelle de la Carabelas, enfrente, lugar de exposición permanente, donde podemos revivir la aventura americana y se pueden visitar las réplicas de las carabelas que se realizaron para la celebración del V Centenario. Río abajo encontramos el Muelle de la Reina, donde, a través de Ícaro, se conmemora el primer vuelo entre Europa y América, el del hidroavión Plus Ultra.


Enlaces externos

Web del Excmo. ayuntamiento de Palos de la Frontera

Web del Monasterio de la Rábida
  1. Resumen de la visita de SS. Juan Pablo II a Huelva en la web de la Conferencia episcopal Española.
  2. Visita de SS. Juan Pablo II a Huelva, Obispado de Huelva.

Principales editores del artículo

Valora este artículo

3.1/5 (8 votos)