Fiestas de Aljaraque

De Huelvapedia
Saltar a: navegación, buscar

Romería de Corrales

En los albores de cada primavera, Corrales se prepara para acudir puntual a la cita festiva que, quizás sea, junto a las fiestas patronales en honor a San Pedro, la mas importante del año.

Los orígenes de esta Romería, según la tradición oral, se remontan a una forma asociativa espontánea, cuyas primeras manifestaciones se sitúan en torno a la década de los años 20, cuando las familias de la localidad organizaban anualmente, en la festividad del primero de mayo, una convivencia campestre en el lugar conocido como "La Casa del Río".

Con posterioridad, en la década de los años setenta, durante el ejercicio de D. Jesús Corrales como párroco titular, y enmarcada dentro de las prácticas religiosas propias de la época, se comienza a celebrar la Romería de San José Obrero coincidente con la misma festividad del día del trabajo y en el lugar mencionado.

Mas tarde, en el mes de Abril de 1978, se constituye la actual Hermandad, incorporándose al culto, junto con San José Obrero, la imagen de Nuestra Señora Reina del Mundo, Titular de la Parroquia de Corrales. Dicha Imagen, talla del insigne imaginero ayamontino Léon Ortega, acapara la devoción mariana propia de la idiosincrasia andaluza y comienza a salir de Romería junto a San José Obrero.

Desde 1978, la Hermandad se ha encargado, sin interrupción, de articular el funcionamiento del colectivo, organizar la tradicional Romería y adquirir las insignias y símbolos distintivos que constituyen su patrimonio.

En el transcurso de estos treinta años de caminar romero, ha rescatado y salvaguardado las señas de identidad y valores autóctonos, manteniéndolos vivos en la memoria colectiva, y asumiendo un rol activo en la conservación y la transmisión de estas tradiciones a las nuevas generaciones.

La romería en Honor a Nuestra Señora Reina del Mundo y San José Obrero se celebra el primer fin de semana de mayo, en torno a la festividad de San José Obrero. En los últimos años ha adquirido un importante desarrollo, que se traduce en una incipiente relevancia en el calendario romero de la provincia. Aunque la fiesta conserva su impronta original, algunos han sido los cambios que han condicionado su actual formato, siendo sin duda, el mas significativo, el obligado traslado desde su primitiva ubicación en el añorado paraje conocido como “La casa del Río”, hasta su enclave actual en el recinto romero de “Los Azahares”.

Entre los actos organizados como preludio a nuestra fiesta, cabe destacar el Pregón, la gala de Presentación, el Triduo, la salida procesional de San José Obrero por las calles del pueblo o la multitudinaria ofrenda floral a nuestros Titulares la tarde de vísperas.

Pero, nada es comparable al momento en el que, en la mañana del sábado, tras la misa de romeros, el paso de nuestros Titulares asoma por el pórtico de nuestra Iglesia. Emociones contenidas, voces claras que entonan plegarías, aplausos, vivas espontáneos, salva de cohetes, lluvia de flores, ilusión de hombros jóvenes y hombros curtidos que se abrazan a las andas que portan una devoción antigua, para compartir la esencia de sus creencias, corazones limpios que guardan recuerdos, vivencias, anhelos y promesas. Y a partir de ahí … el camino. Trajes de volantes, Cantes, flores en el pelo, guitarras y tambores, trajes de corto, palmas y copas entre amigos, hasta llegar a esa Ermita en “Los Azahares” , que Corrales construyó para cobijar a Santa María Reina del Mundo y a su Santo Obrero.

Las peñas, reuniones familiares o de amigos, abren sus puertas, haciendo gala de esa hospitalidad tan corralera, siempre dispuestas a compartir su alegría y su rica y variada gastronomía con todo aquel que quiera acercarse.

En el transcurso de los dos días en los que las Imágenes permanecen en el campo, se suceden los actos festivos y religiosos, entre los que destacan por su emotividad la entrada y la salida de la Hermandad en el recinto, el rosario de antorchas en la medianoche del sábado, la misa de Romeros, la ofrenda floral de las peñas, el almuerzo de convivencia y como no, la subasta de flores que alcanza su momento álgido en la Puja por la Vara de Hermano Mayor.

Días, en definitiva, en los que el pueblo es protagonista de una fiesta única y diferente, en los que se muestra tal como es, a través de su singular manera de vivir y sentir la Romería.

Finaliza la fiesta, el domingo por la noche, cuando las Sagradas Imágenes, tras recorrer el camino de vuelta, hacen su entrada en la Parroquia, en una noche adornada de fuegos de artificiales, a los sones de la salve entonada por los romeros y la emoción desbordada de sus costaleros.

Feria San Pedro

Estas fiestas patronales nacen de la onomástica de un jefe inglés de la Compañía de Minas, a la que invitaba a empleados y a algunos obreros.

En sus comienzos eran sufragadas por los habitantes de este pueblo, teniendo un carácter familiar y siendo apoyada por la empresa cuando éstas se fueron consolidando. En los años 50 y 60 tienen su mayor esplendor, comenzando a apoyar económicamente el propio Ayuntamiento de Aljaraque.

Tal apogeo invitaba a muchos choqueros a disfrutar de estas entrañables fiestas de la otra orilla del río Odiel, incrementándose el número de canoas que atravesaban la Ría para acercarse a Corrales y disfrutar del Festejo.

Estas fiestas se han mantenido por el esfuerzo de los propios ciudadanos y ciudadanas que han sabido localizar en ellas una seña de identidad propia de sus circunstancias laborales y de la procedencia de sus habitantes.

Hoy por hoy, el Ayuntamiento de Aljaraque asume con total disponibilidad la organización y financiación de estas Fiestas, contando actualmente con la participación del movimiento asociativo de este núcleo, que a través de la Comisión de Festejos, se llega a acordar la orientación y dirección que año tras año va a tomar dichas fiestas patronales.

Fiestas en honor a Ntra. Sra. de los Remedios de Aljaraque

En Aljaraque se venían celebrando dos grandes fiestas patronales, una en invierno dedicada a San Sebastián y la otra en verano dedicada al Sagrado Corazón de Jesús.

Estas fiestas, celebradas desde tiempos muy remotos sufrieron una variación muy importante durante los años cincuenta del siglo XX, al incorporarse la nueva imagen de la patrona: La Virgen de los Remedios.

La Virgen de los remedios llegó al pueblo en agosto de 1951 y se celebraron en su honor unas fiestas en el mes de octubre durante unos años, manteniéndose las fiestas de San Sebastián en enero y las del Corazón de Jesús en agosto, quedando de esta forma tres grandes fiestas patronales. Esto no duró demasiado porque las fiestas de San Sebastián desaparecieron como tal aunque seguía manteniéndose la procesión del Santo, y la Fiesta de agosto pasó a quedar como Fiesta principal dedicada a la patrona la Virgen de los Remedios, quedando también anuladas las de octubre.

En los años cincuenta también se unió a las fiestas de agosto la celebración de la Romería, concretamente el 12 de agosto de 1955, pero al año siguiente la Romería se celebró en primavera y así permanece en la actualidad.

La feria, como se conoce a las fiestas patronales de agosto, se celebran en un marco festivo popular con la participación de la totalidad de los vecinos y vecinas de Aljaraque, que disfrutan tanto de veladas nocturnas como de actividades lúdicas durante el día.

Toma especial importancia la figura de la Reina de las fiestas, coronada tras su elección el primer día de las mismas entre las jóvenes del pueblo, presidiendo todas las actividades programadas a lo largo de todo el año. La Parte tradicionalmente religiosa se enfoca en la procesión de la patrona el día 15 de agosto, solemnidad de la Asunción de María, en la que es paseada por el pueblo la imagen de la Virgen de los Remedios, sacada por sus costaleros y acompañada por la banda de música municipal. Forma uno de los momentos más emotivos de las fiestas ofreciendo un espectáculo audiovisual que no puede quedar desapercibido.

También la afición al caballo, muy arraigada en Aljaraque, tiene su lugar en estas fiestas con dos actos principales y tradicionales, la carrera de cintas y el paseo de enganches y caballistas; al igual que el tradicional concurso de la Cucaña, que dejó de formar parte de las fiestas durante los años 90 y que se ha recuperado en el año 2007. En este mismo año se ha incorporado una nueva actividad, que se trata del “encendido del alumbrado”, en el que las Autoridades del municipio junto al resto de la ciudadanía contemplan dicho encendido en la portada principal del recinto ferial.

Festividad de San Sebastián

San Sebastián, jefe de la guardia pretoriana, fue doblemente martirizado en el siglo III siendo Diocleciano el emperador de Roma. Denunciado como cristiano fue asaeteado y dado por muerto. Curado por una cristiana llamada Irene fue arrestado y flagelado hasta morir. Su cuerpo fue enterrado en la catacumba que lleva su nombre y desde el renacimiento fue uno de los temas favoritos de pintores y escultores, que encontraron pretexto en él para estudiar el desnudo masculino conocido en el arte como el Apolo cristiano. Por lo común, aparece atado a un árbol, traspasado por las flechas de sus verdugos; es invocado contra la peste y contra los enemigos de la religión.

Desde tiempos inmemorables se venera en Aljaraque como patrón, contando además con una ermita donde fue venerada su imagen asta mediados del siglo XIII cuando fue trasladada definitivamente a la iglesia de Nuestra Señora de los Remedios.

Las fiestas de invierno, o fiestas de San Sebastian, eran muy populares en la antigüedad y contaban con gran aceptación y afluencia de público a pesar de las lógicas condiciones meteorológicas propias de la época en que se celebran, en torno al 20 de enero. En los años cuarenta comienza un declive paulatino de esta festividad dando lugar a su erradicación a finales de los años setenta.

En el año 2001, un grupo de jóvenes, comprometidos con las tradiciones de su pueblo, y animado por el párroco, deciden formar la “fraternidad de San Sebastian” con el fin de recuperar las fiestas en honor al patrón, y al año siguiente vuelve a procesionar por las calles de su pueblo la imagen que el escultor Antonio León Ortega tallara en el año 44 y que es considerada una de las obras mas importantes de este imaginero.

En la actualidad, las fiestas de San Sebastian, se desarrollan en un fin de semana, teniendo la celebración de un triduo y un día de convivencia en el campo donde además se bendicen los animales que acercan al Santo los presentes al acto. Como es de esperar, no falta en la fiesta la orquesta y el baile así como los cohetes y la música del tamborilero o la banda municipal, también se pueden degustar los tradicionales palmitos y el buen vino de la tierra, todo resulta poco para festejar al patrón de Aljaraque.

Cuando la onomástica del Santo coincide en domingo, ese mismo día se desarrollan la misa principal y la procesión, y cuando coincide en cualquier otro día, se traslada la fiesta al domingo siguiente.

Cabalgata Reyes Magos

La fiesta de la Navidad culmina con una de las tradiciones más profundas de la cultura occidental, la Cabalgata de Reyes Magos, un desfile que sale a las calles de todas las ciudades, envueltas de luces y color, representando el camino que recorrieron los Reyes Magos, Melchor, Gaspar y Baltasar, hasta Belén.

Montados en camellos o en carrozas, los reyes salen acompañados de sus pajes quienes regalan caramelos a todas las personas que se encuentran en el camino. Es una noche donde se mezclan la tradición con la fe y la esperanza. Es una noche mágica y de mucha ilusión para los más pequeños. Una noche de adoración de los reyes al niño Jesús.

En Aljaraque, Corrales y Bellavista, la Cabalgata de los Reyes Magos tiene un matiz muy especial que la diferencia de las del resto de los municipios de la provincia, ya que el día 5 de enero de cada año, en nuestro pueblo se llevan a cabo tres recorridos de la Comitiva Real con sus pajes y una multitud de niños y niñas, al desarrollarse la Cabalgata primero en Aljaraque, seguidamente en Corrales y por último en Bellavista. Así pues, el día mágico en el que se viven todo este cúmulo de sensaciones maravillosas, los ciudadanos y ciudadanas de nuestro pueblo y todas las personas que nos visitan, tienen mucho tiempo de poder disfrutar de este espectáculo en la calle en cualquiera de nuestros núcleos de población.

Carnavales

El Carnaval ha pasado por Aljaraque a lo largo de todo este fin de semana pasado con un gran éxito de participación, y con una excelente demostración de la imaginación de los aljaraqueños a la hora de disfrazarse. Los más pequeños fueron los primeros en sumarse a la fiesta de Don Carnal, y en celebrar su concurso. En esta ocasión, Daniel González Donoso, con su disfraz de Hombre de Hojalata, se hizo con el trono, y la reina, vestida de Chupa Chups, fue Marta Reyes Martín, ambos de 8 años de edad.

En el concurso de disfraces, el primer premio fue para Daniel Sierra Barba, de 11 años, acompañado de su hermana, por su original disfraz de caballo. Antonio González Moya, de 12 años de edad, y su divertido disfraz de semáforo, se hizo con el segundo premio. Por último, y en la categoría especial de menores de cinco años, fue Bernardino Prieto Alfonso, de tan sólo 3 añitos de edad, y su disfraz de maceta, quien se alzó con el premio.

Ya el viernes los adultos se reunieron en la Caseta Municipal y allí el concejal de Festejos, Sebastián Rivero, hizo entrega de los premios a los mejores disfraces en las categorías de individual y agrupaciones. El primer premio en la categoría de agrupaciones fue para “Atracciones La Pipona”; el segundo recayó en “Los Transfromers”; y el tercer premio fue a manos de los “Papauvas”.

En la categoría de Disfraces individuales, el primer premio fue para Paco Muñoz y su esposa con el disfraz de “Picapiedras” y su más que conseguido Rocamovil; el segundo fue para Manuela Moya y su disfraz de “Mujer mesita de noche”; y el tercero fue para Manuel Orta Moreno y su disfraz de “Pulpo”.

En cuanto a los premiados en el concurso de Viudas Alegres, los más destacados fueron José Manuel González Donoso, en quien recayó el primer premio. El segundo premio fue para Alberto Díaz Rodríguez, y el tercero, para Alberto Zamorano Alfonso.

El concejal de Festejos se ha mostrado satisfecho con la participación de los aljaraqueños en esta fiesta, que año a año se consolida en el núcleo aljaraqueño. Para la próxima ocasión, Sebastián Rivero, ha anunciado que se tendrán en cuenta las sugerencias de las peñas que participan en el Carnaval, con el objetivo de mejorar los fallos que hayan podido observarse.

Romería de Aljaraque

La Virgen de los Remedios es patrona de Aljaraque y titular de la parroquia del mismo desde el siglo XVI. La antigua imagen desapareció en un incendio en 1936 durante la guerra civil.

La nueva imagen de la Virgen fue tallada por el imaginero Antonio León Ortega en el año 1951, desde entonces vuelve a presidir el altar mayor de la parroquia de Aljaraque, despertando considerablemente la devoción de los vecinos del la localidad y de cuantos visitantes se acercan a contemplarla.

La romería que desde el año 1955 se celebra en Aljaraque en honor a su patrona, reúne todos los elementos necesarios, que la hacen merecedora de ser considera una de las mejores romerías de la provincia de Huelva. Se celebra el domingo de la Santísima Trinidad, una semana justo después de Pentecostés, y son miles de personas las que asisten a este evento cada año en un paraje de pinos de una belleza incomparable. La Virgen aparece con Atuendos de pastora en una carroza de plata tirada por bueyes y también portada a hombros por sus costaleros. Digna de destacar son la ofrenda de flores y la entrada de la comitiva romera al recinto, así mismo la puja del “Clavel” reúne gran cantidad de personas, se trata de la subasta del ramo de flores que la Virgen a portado durante toda la romería y que da opción al Mayordomo, personaje de honor de esta fiesta.

La nueva ermita de la Virgen construida entre los años 2000 y 2003 sustituyendo a la anterior, es la ermita más grande de la provincia de Huelva superada en dimensiones solo por la ermita del Rocío.

Las casetas o enramás donde se reúnen los vecinos superan los dos centenares y son edificaciones efímeras antiguamente construidos por ramas de eucaliptos, de ahí el nombre “enramás” y que hoy se construyen mayoritariamente con toldos. En estos lugares los vecinos muestran su hospitalidad característica que impera en estos días, donde no se escatiman gastos para agasajar a vecinos y visitantes con los mejores productos de la tierra. Así mismo es típica la numerosa caballería que utilizan los romeros en estos días, son centenares de caballo que dan un matiz andaluz y campestre complementado por los trajes de flamenco y faralaes de alta costura.

Principales editores del artículo

Valora este artículo

  • Actualmente1.80/5

1.8/5 (5 votos)