Gastronomía de Linares de la Sierra

De Huelvapedia
Saltar a: navegación, buscar

Los recursos gastronómicos que nos ofrece este pueblo son variados y a la vez, exquisitos. Son platos tradicionales preparados a base de productos naturales y con los aderezos y la delicadeza de que se hacía uso antiguamente, es decir, se elaboran con su exacta cochura y empleando en ellos el tiempo que cada uno realmente necesita.

Entre los platos más sobresalientes se pueden citar el ajo batanero, el puchero de matanza, los derivados del cerdo ibérico, los tapiales, el gazpacho de invierno, la ensalada de patatas, la sopa de tomate, las migas serranas, el guiso viudo ó el picadillo chicharrero, y como postres, resaltar el típico piñonate, los orejones, los peros a lo pobre, las poleás y el potage de castañas.

1. Los derivados del cerdo ibérico cuentan con gran arraigo en toda la comarca, por tratarse de una zona en la que la cría de este ganado es bastante favorable y donde las matanzas domiciliarias se convierten en un festín que tradicionalmente celebran cada año muchas familias. Costillas y presas asadas, el puchero de matanza, la prueba de matanza, el adobao, son ejemplos de platos que se pueden degustar en estos eventos, que tienen su culmen con la salazón de las piezas fundamentales, como son paletas y jamones.

2. El ajo batanero es un plato que se elabora a base de bacalao, que se desala el día anterior, y se pone a hervir en una cazuela. Se prepara un majado con pan, ajo y aceite de oliva en el mortero y se añade al bacalao cocido. Al final de la cocción se añaden tantos huevos como comensales para que se endurezcan un poco y se sirve el plato acompañado de algunos trozos de pan asentado cogido a pellizcos.

3. Tapiales se denomina en Linares de la Sierra a un plato que en otros municipios de esta área se nombra como bollo papas ó boronía, según se añadan unos condimentos u otros. Se hace una masa con las patatas cocidas incluyendo trocitos de chorizo ó morcilla refritos anteriormente con el pimiento, tomate, etc. Se sirve acompañado de torreznos pasados por el aceite.

4. Se denominan “vilortos” de ajo en este municipio a los tallos tiernos de los ajos, que se trocean y se cuecen en agua para posteriormente ser fritos con aceite de oliva. Por último se añade huevo batido a estos tallos y se mezcla todo a modo de revuelto.

5. El gazpacho de invierno es un gazpacho caliente que se come en el período de otoño e invierno, al cual se le pican patatas cocidas e hígado asado en trocitos pequeños. Es un manjar digno de paladear en los crudos y rigurosos días invernales.

6. La ensalada de patatas se realiza a base de patatas cocidas y tomate embotellado (tomate envasado al baño maría como se hacía a la antigua usanza) y un majado de especias típico que le ofrece un sabor muy agradable.

7. La sopa de tomate es propia de los días fríos también y se sirve con trozos de pan frito, huevo duro picado y una ramita de hierbabuena que le da un sabor exquisito.

Principales editores del artículo

Valora este artículo

2.0/5 (7 votos)