Coplas de Santa Zita (Zufre)

De Huelvapedia
Saltar a: navegación, buscar
           COPLAS DE SANTA ZITA

 COPLAS DEDICADAS A LAS MOCITAS DE ZUFRE


Cuando ya empiezan las tardes

a ser largas y floridas,

y el agua en los atanores

a murmurar mansa y tibia;

cuando apuntan sus capullos

las acacias y las lilas;

cuando el sol, sobre los prados,

las rubias magarzas brillan,

a Santa Zita, que tiene

en un ribazo la ermita,

las mozas van entre coplas,

fiesta, decires y risas,

que también trabajan en ellas

como la Santa hizo en vida.


Santa Zita era criada;

Dios bendiga a Santa Zita,

porque cosia y lavaba

con sus preciosas manitas".


Cuando el sol fuerte y brillante,

de nubes se ha desnudado;

cuando caen lánguidamente

los frutos de los manzanos;

cuando frescas mieles brindan

los abiertos higos blancos;

cuando los mirlos tremolan

sus silbos inesperados,

y prudentes en las rocas

se adormilan los lagartos,

por la veredita estrecha

de violetas y maestranzos,

locas de fe y de alegría

las mozan bajan cantando:


"Santa Zita tuvo siempre

que vivir de su trabajo".


El camino de la ermita

es un estrecho sendero,

aunque en las zarzas se enredan

y pisan los jaragüellos,

ellas cruzan sonrientes

sin sentir dudas ni miedo ;

son fuertes como la Sierra

y ligeras como el viento;

pero saben hacer randas

y bordar los terciopelos;

saben cantar coplas bellas

que le inflaman el pecho,

cuando van a Santa Zita

la estrella blanca del pueblo.


"Santa Zita era criada

y señora entró en los Cielos,

sin haberse puesto nunca

una sortija en los dedos".

Poesia publicada por el poeta serrano Fernando Labrador, que vivio en zufre gran parte de su vida . Extraida del libro de festejo del año 1994

Principales editores del artículo

Valora este artículo

  • Actualmente2.83/5

2.8/5 (6 votos)